Taller formativo para mujeres en el Centro Penitenciario de Estremera

Fiel a su mensaje de Luchar y reconocer la lucha contra la violencia machista en todos los ámbitos y en todos los espacio, el pasado 2 de febrero la Asociación Francisca de Pedraza realizó una visita a la Cárcel de Estremera donde compartió un interesante taller formativo con algunas de las internas, educadoras y trabajadoras sociales del centro penitenciario.

El programa estaba dividido en tres secciones: Francisca de Pedraza, Historia y legado; La vida de las mujeres en los Siglos de Oro y en tercer lugar una semblanza de la vida cultural de las mujeres creadoras en el Renacimiento y Barroco.

Para terminar se hizo un resumen sobre las actividades de la asociación, el Premio Francisca de Pedraza y su repercusión nacional e internacional.

El taller resultó un éxito de organización y participación.

Las internas expresaron su interés y se mostraron receptivas y colaboradoras en todo momento.

De igual forma, compartieron sus experiencias sobre los talleres de mujeres importantes en la Historia que ellas mismas llevaban a cabo donde desarrollan capacidades y herramientas para luchar y combatir contra la discriminación y el machismo.

En 2021 las cárceles dan un giro feminista introduciendo una perspectiva de género que tiene más en cuenta a las mujeres.

Se llevan a cabo así programas que facilitan el empoderamiento de la mujer privada de libertad y se desarrollan acciones tendentes a prevenir y erradicar la violencia de género.

Dentro de este marco, nuestra Asociación ha llevado a cabo varios talleres en centros penitenciarios de la Comunidad de Madrid difundiendo la figura y el contexto histórico de Francisca de Pedraza, considerada un motor de sensibilización en la lucha contra la violencia de género, símbolo de igualdad a nivel local y nacional y ejemplo de referente para las mujeres.

Por último y como siempre, nos gustaría dar las gracias a los funcionarios, educadores y personal de la prisión que hicieron de nuestra experiencia algo para recordar y, sin duda, para repetir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *